Para lograr una floración abundante de las plantas de interior, todo lo que necesita es una cucharada de un ingrediente simple. Aquí está cuál.

Ya sea que tenga un pulgar verde o no, todo el mundo quiere lograr el resultado de plantas hermosas y exuberantes en plena floración. Muy a menudo confiamos en fertilizantes y compuestos químicos disponibles en el mercado, pero no mucha gente sabe que un simple ingrediente es suficiente para ahorrar dinero y obtener plantas con súper flores. Hablemos de las semillas de lino, un excelente tónico para todas las plantas.

Semillas de lino para plantas

Cuando pensamos en fertilizantes para plantas, lo primero que nos viene a la mente suelen ser las botellas que se venden en centros de jardinería o supermercados. Ciertamente efectivo, pero excepto en casos raros, la mayoría de estos productos son compuestos químicos. Los fertilizantes químicos pueden ser una forma rápida y conveniente de proporcionar nutrientes a las plantas, pero no son realmente buenos para la salud humana y el medio ambiente. Los fertilizantes químicos pueden contener sustancias químicas nocivas como fosfatos, nitratos y sales. Si se inhalan o ingieren, estos compuestos pueden ser perjudiciales para la salud de las personas y, en particular, de las mascotas.

Además, los fertilizantes químicos pueden contener sustancias que pueden contaminar el agua. Así que lo mejor sería, en la medida de lo posible, intentar abonar nuestras plantas de forma natural. La linaza es un ingrediente muy útil con muchas propiedades óptimas.

Linaza como fertilizante

La linaza es un alimento rico en nutrientes y se puede utilizar como un excelente fertilizante natural para las plantas. Son una buena fuente de proteínas, grasas saludables, fibra, vitaminas y minerales, tanto para el ser humano como para las propias plantas.

Estas semillas también son una buena fuente de vitaminas y minerales importantes como la vitamina B1, la vitamina B6, la vitamina E, el hierro, el magnesio, el zinc y el selenio. Todos estos nutrientes, además de las plantas, también son importantes para una variedad de funciones corporales, incluida la salud del sistema inmunológico, la salud de la piel y la producción de glóbulos rojos.

La linaza se puede utilizar rápida y fácilmente como fertilizante natural para las plantas, mediante la preparación de un polvo o compuesto líquido. Entonces, echemos un vistazo a cómo hacer un fertilizante líquido para regar las plantas con regularidad.

Consigue una floración abundante con linaza

Tener plantas exuberantes y con flores es realmente bastante simple si usa linaza como ingrediente principal para un fertilizante casero.

Los ingredientes necesarios son agua, bicarbonato de sodio y, por supuesto, linaza. Coge una cucharada de semillas y viértela en un recipiente grande en el que hayas colocado una cuchara de444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444444

Consigue una floración exuberante con semillas de lino

Tener plantas exuberantes y con flores es realmente muy fácil si usa linaza como ingrediente principal para un fertilizante casero.

Los ingredientes necesarios son agua, bicarbonato de sodio y, por supuesto, linaza. Coge una cucharada de semillas y viértela en un recipiente grande al que habrás añadido una cucharada de bicarbonato de sodio y un litro de agua a temperatura ambiente. Mezclar todo bien y dejar reposar durante al menos tres horas. Pasado este tiempo, triturar todo en una licuadora y colar a través de un colador a través de 2 litros de agua para obtener una solución de 3 litros.

Obtienes tu fertilizante rico en nutrientes. Es muy fácil de usar. Todo lo que tienes que hacer es verterlo en un recipiente y remojar la(s) planta(s) que deseas alimentar en él. Déjalo actuar unos 5 minutos y riega la planta con el fertilizante. Puedes repetir esto cada 30 días para mantener tus plantas sanas, pero sobre todo exuberantes.