La próxima vez, no tendrás que tirar las cáscaras de nuez. En este artículo, descubrirás que se pueden reciclar y que te harán un favor inteligente en el jardín y en casa. Sigue la guía.

Cáscaras de nuez en el jardín

Las cáscaras de nuez se pueden agregar al compost o quemar. Las cenizas se utilizan como fertilizante. Después de ser triturados, deben colocarse en el fondo de los semilleros para alimentar sus plantas.

Cáscaras de nuez para plantas de interior

Las cáscaras de nuez también son adecuadas para plantas de interior. Puedes empezar vaciando el agua en una olla. Rompe las cáscaras primero con un martillo y luego cúbrelas con tierra.

Se pueden colocar mitades enteras de bandejas en el suelo, lo que reduce la necesidad de regar la planta. Esto hace que la humedad se evapore más lentamente. De esta manera, el calor y la humedad se mantienen debajo de la envoltura.

Una capa de cáscaras de nuez protege el suelo de la piedra caliza. Esto hace que el suelo sea más favorable para el crecimiento de las plantas. Esto se debe al alto contenido de yodo de las cáscaras de nuez.

La cáscara no solo protege contra la cal, sino también contra los mosquitos. El yodo en las cáscaras de nuez tiene un efecto repelente sobre los insectos. Consejo: ¡Un frasco decorado con cáscaras de nuez puede ser una buena idea!

También puedes usar otros frutos secos. Por ejemplo, cáscaras de macadamia, cáscaras de nuez pecana o cáscaras de avellana.