Alimenta tus tomates y pepinos de esta manera: crecerán rápidamente, incluso en tiempos de sequía. Eso es lo que salva vidas, de eso se trata.

Con la llegada del verano llegan días largos, soleados y extremadamente calurosos. No somos los únicos afectados por estas altas temperaturas, las plantas y los huertos también son víctimas de esta situación climática. La fuerte insolación y la falta de lluvia son dos factores que hacen que nuestras plantas y cultivos mueran, pero solo si no hacemos nada. El agua por sí sola no es suficiente: la vegetación se debilita y tenemos que intervenir con los nutrientes adecuados.

Solo unas pocas vitaminas y minerales nos permiten obtener una vegetación frondosa y un huerto lleno de hortalizas y plantas verdes, aunque apenas llueva. Gracias a sus raíces, las plantas son capaces de absorber todos los minerales que necesitan del suelo. Depende de nosotros aportar los nutrientes adecuados al suelo. Al absorberlos, las plantas y sus frutos crecerán exuberantes, rápidos y productivos.

Si quieres ayudar a tu jardín algo más que regar, este método es para ti. Todo lo que necesita hacer es combinar algunos ingredientes muy simples y listo. Aquí aprenderás lo que necesitas y cómo preparar esta poción mágica y milagrosa para tu jardín. Es un gran fertilizante natural, especialmente para tomates y pepinos. Sigue leyendo para saber más.

Jardinería: ¿cuánta paciencia y cuidado?

De todos los pasatiempos populares, la jardinería es uno de los más exigentes. Es una actividad divertida, pero hay que recorrerla con mucha paciencia. La satisfacción llega al final del viaje, cuando literalmente podemos cosechar las recompensas de nuestros esfuerzos. Si carecemos de pasión, paciencia y amor, este no es el camino correcto para nosotros. Necesitamos cuidar nuestro jardín, desde la semilla hasta la cosecha del fruto.

Durante la fase de cultivo, se deben tomar muchas precauciones para garantizar que todo salga como deseamos. Para tener un huerto rico, hay muchas reglas a seguir, plazos que respetar y trucos que aprender. No basta con regar la tierra de vez en cuando, también debemos pensar en todos los nutrientes que las plantas obtendrán de ella. Si les damos los adecuados, obtendremos los mejores frutos de la historia. Hoy vamos a ver cómo cuidar nuestros tomates y pepinos, plantas típicas de la región.

La nutrición de las plantas es esencial para el crecimiento, el desarrollo y la salud. Los nutrientes en el suelo permiten que las plantas acumulen proteínas y enzimas y crezcan de manera óptima. Llega el calor, falta humedad y agua, y es muy importante proteger y alimentar a los tomates y pepinos lo suficiente para que puedan manejarlo mejor. Esto es lo que necesitan.

Agregue esto a los tomates y pepinos, ¡no tendrá que prescindir de ellos

Veamos hoy cómo hacer un fertilizante natural, un suplemento real, fácil de conseguir y eficaz para tomates y pepinos. Si los riegas con esta solución, la cosecha será abundante y los frutos serán sabrosos y de excelente calidad. Este suplemento ayuda a aumentar la resistencia a la sequía y al estrés estival. El primer ingrediente es el arroz, un producto que contiene nutrientes naturales como nitrógeno, fósforo y potasio, que son esenciales para su crecimiento y desarrollo. Además, el arroz puede mejorar la estructura del suelo, retener la humedad y, por lo tanto, ayudar a las plantas a hacer frente a la sequía y el calor extremo.

Todo lo que necesitas hacer es moler una cucharada de arroz con un molinillo y mezclarlo todo junto con medio litro de agua caliente. A continuación, debe agregar una cucharada de ceniza de madera. Por ejemplo, la ceniza es buena para las plantas porque es rica en nutrientes como potasio, fósforo, calcio y magnesio, que son esenciales para su crecimiento y desarrollo. Además, la ceniza de madera mejora el PH del suelo y ayuda a retener la humedad y, al igual que el arroz, ayuda a las plantas a soportar mejor las altas temperaturas y la falta de agua. Mezclar todo bien y dejar reposar durante unas horas. Pasadas dos horas, colar y mezclar con otros dos litros de agua. Listo: riega tus plantas una o dos veces al mes con esta solución, ¡verás la diferencia!