Tener un pulgar verde, una cualidad codiciada que algunas personas parecen poseer, mientras que otras intentan desesperadamente mantener vivas sus plantas. Pero, ¿y si hubiera un lugar donde los desechos se convierten en tierra fértil y las plantas alcanzan alturas insospechadas? ¡Aquí hay una forma completamente nueva de hacer compost!

Una instalación de compostaje es una excelente manera de reciclar desechos orgánicos y producir un fertilizante rico en nutrientes para su jardín. Una forma efectiva es crear un pozo de compostaje. La zanja proporciona espacio para la descomposición natural de los desechos del jardín, los desechos de la cocina y otros materiales orgánicos. En comparación con una pila de compost normal, la zanja tiene varias ventajas:

Estética: Una zanja utilizada para el compostaje es más discreta y estéticamente agradable que una pila de compost abierta

Regulación térmica: un pozo de compost aprovecha la regulación térmica natural del suelo. El suelo actúa como aislante y ayuda a mantener una temperatura estable en el pozo de compostaje. Esto puede conducir a una descomposición más eficiente del compost.

Protección contra la intemperie: El compost enterrado está mejor protegido contra condiciones climáticas extremas como lluvias intensas, vientos fuertes o heladas.

Protección de los animales: Es menos probable que un pozo de compost correctamente configurado sea visitado por animales como roedores o animales callejeros, que podrían hurgar en la pila de compost en busca de comida.

Ahorro de espacio: un pozo de compost ocupa menos espacio que una pila de compost

Este es un contenido externo de un tercero, recomendado por nuestro equipo editorial. Complementa el artículo y se puede mostrar u ocultar con un solo clic.

Estoy de acuerdo con que se me presente este contenido externo. A continuación, los datos personales pueden transmitirse al proveedor de contenidos y a los servicios de terceros. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad.

Estos son algunos pasos que te ayudarán a crear un pozo de compost:

  1. Selección de ubicación

Elija una ubicación adecuada para su pozo de compostaje. Lo ideal es que una zona sombreada del jardín esté bien drenada. Evite las áreas densamente pobladas de animales o las áreas cercanas a fuentes de agua.

  1. Tamaño del pozo

Decide el tamaño de tu pozo de compostaje. Básicamente, puede ceñirse a un tamaño mínimo de aproximadamente 1 metro de ancho, 1 metro de largo y 1 metro de profundidad. Cuanto más grande sea el pozo de compostaje, más residuos se pueden procesar allí.

  1. Preparación del suelo

Retira el césped u otras plantas de la superficie en la que quieras instalar el compost. Retira la tierra que hay debajo con una azada o una pala de jardín. Puede redistribuir la tierra eliminada en el jardín.

  1. Construcción de la compostera

Comience colocando una capa de materiales gruesos como ramas cortadas, ramas pequeñas o cartón en el fondo de la zanja. Esto promueve la aireación y el drenaje del agua. A continuación, coloque una capa de hojas, hierba o compost que ya haya sido preparado, ya que las lombrices se sienten especialmente cómodas allí. Después de este paso, aún puede agregar desechos frescos. Repita estos pasos hasta que la zanja esté llena. Finalmente, agregue las lombrices de compost. Aceleran significativamente la descomposición natural.

  1. Humedad y ventilación

Mantenga el pozo de compost húmedo, pero no demasiado. Si es necesario, riegue el compost o cúbralo en caso de lluvia para evitar la lixiviación de nutrientes. Para airear el compost, puede usar un tenedor de vez en cuando para mover la pila y proporcionar oxígeno.

  1. Tiempo y paciencia con el compostaje

El compostaje es un proceso natural que lleva tiempo. Dependiendo de las condiciones y los materiales presentes en el pozo de compostaje, pueden pasar varios meses o incluso un año antes de que el compost esté completamente descompuesto y maduro para su uso en el jardín. ¡Así que depende de ti ser paciente!

La gran ventaja es que puedes utilizar la superficie como un parterre rico en nutrientes, sin tener que cosechar el compost. Pero incluso durante el proceso de compostaje, puede plantar plantas muy codiciosas en el pozo de compostaje, ya que allí estarán perfectamente abastecidas de nutrientes.

Crear un pozo de compostaje es una forma sostenible y ecológica de reducir los residuos y producir un valioso fertilizante para su jardín. ¿El pozo de compost también sería una buena idea en tu jardín?