Si quieres tener un jardín siempre exuberante, nuestros consejos son para ti. Con este ingrediente, conseguirás raíces muy fuertes y muchas flores.

No te preocupes si tus plantas se marchitan o tienen problemas para florecer. Tenemos una solución que resolverá tu problema. Con este ingrediente, conseguirás raíces muy fuertes y flores abundantes durante todo el año.

¿Cómo se cuidan las plantas sin productos químicos?

Cuidar las plantas no es una tarea fácil, especialmente para aquellos que no tienen un pulgar verde experimentado. No basta con estudiar las propidades de las plantas o flores para poder cuidarlas, sino que también es necesario poner en práctica algunos consejos para conseguir buenos resultados.

El error más común y frecuente suele ser el de regar las plantas. Mucha gente piensa que una orquídea Phalaenopsis y un anturio deberían recibir la misma cantidad de agua, lo cual es totalmente falso.

Cada planta necesita más o menos agua, dependiendo de su origen geográfico. Por ejemplo, el anturio, que es originario de las selvas tropicales de Colombia, necesita más agua que una orquídea, que necesita ser regada más moderadamente.

Lo principal que hay que evitar es lo que se conoce como estrés hídrico. Lo mismo ocurre con la luz: las plantas no siempre necesitan radiación directa, sino todo lo contrario. En algunos casos, los rayos del sol solo pueden causar daños, como secar las hojas y quemar las raíces.

Hablando de raíces, si quieres tener un jardín exuberante con plantas vigorosas y muchas flores, necesitas este ingrediente. No necesita productos químicos ni fertilizantes no naturales. La receta que ofrecemos es sencilla, pero sobre todo ecológica.

Con este ingrediente, conseguirás raíces muy fuertes y muchas flores

Si quieres un jardín siempre exuberante, fragante y floreciente, tienes que probar nuestra técnica. Con este ingrediente, obtendrás raíces muy fuertes y hermosas flores durante todo el año.

¿Cuál es el ingrediente mágico que necesitas? Te lo decimos enseguida: ¡es arroz! Los granos de este cereal harán maravillas en tu jardín. Hay tres técnicas que puedes utilizar.

  • Granos de arroz para fortalecer las raíces

La primera opción es llenar un frasco con granos de arroz y ponerlos en una licuadora. Mezcla durante 5 minutos y obtendrás arroz en polvo. Este último es realmente nutritivo. Lo usarás para fertilizar el suelo de tus plantas: verás que crecen fuertes, que tienen raíces fuertes, pero sobre todo, serás testigo de un proceso de floración increíble.

La segunda opción es remojar los granos de arroz en agua fría durante 30 minutos. Después de este tiempo, utiliza el agua, que mientras tanto ha absorbido las propiedades nutricionales del arroz, para regar sus plantas.

La tercera y última técnica es remojar un frasco de granos de arroz en agua hirviendo durante 10 minutos. En este caso, también, utiliza el agua filtrada para regar tus plantas.

El agua de arroz es rica en nutrientes como potasio, fósforo y magnesio, que ayudan a las plantas a desarrollar raíces fuertes y sanas, pero lo más importante es que producen muchas flores. Solo se necesitan 6 cucharadas de agua de arroz por planta para lograr resultados increíbles: Tus plantas crecerán y florecerán durante meses.

Además de fósforo, potasio y magnesio, el arroz también contiene una gran cantidad de proteínas, lo que no solo permite que las raíces crezcan mejor y absorban todos los nutrientes necesarios, sino que también permite que las hojas conserven su brillo y colores brillantes.