Unos sencillos pasos para resolver el problema con un ingrediente natural.

Muy a menudo, las hojas de las orquídeas que tenemos en casa tienden a volverse amarillas o, en todo caso, pierden el color verde brillante que las caracteriza.

Las causas de este problema pueden ser diferentes, pero puedes intentar remediarlo con un método natural.

Veamos cómo funciona.

Lo que necesitamos:

  • Cáscaras de patata
  • Contenedor
  • 600 ml de agua caliente
  • Colador
  • 1 litro de agua
  • Rociar

Método:

  1. Pelar una patata y colocar la piel en el recipiente.
  2. Cubra con agua tibia y déjelo en remojo.
  3. Colar la mezcla y diluirla en un litro de agua.
  4. Vierte la solución resultante en una botella con atomizador.
  5. Humedece las hojas, los tallos y las raíces con la solución resultante.