¿Alguna vez te has preguntado por qué los tomates se vuelven negros en la parte superior? El misterio está resuelto. Simplemente asumimos que no se debe a la falta de agua. Esta es la verdadera razón.

Es posible que usted también haya sido testigo del deterioro de la calidad de un tomate. Es posible que haya notado que estas verduras a menudo se vuelven negras en la parte superior. ¿Por qué sucede esto? No es culpa de la falta de riego o de un riego deficiente.

¿Cómo cuidar mejor las plantas de tomate?

Es imposible no amar los tomates. Su sabor potente y dulce es apreciado por los paladares de los gourmets de todo el mundo. Italia es uno de los países que más produce, importa y exporta de estas deliciosas frutas, especialmente consumidas en verano.

Si tienes la oportunidad de cultivar una planta de tomate en una maceta o en tu jardín, te recomendamos que lo hagas: Siguiendo algunos consejos, podrás disfrutar de este sabroso y no vendido producto de huerta durante todo el verano.

Pero, ¿cómo se cuida una planta de tomate? Hay algunas cosas que debes saber. Para que crezca bien y dé muchos frutos, es necesario:

  1. Riega la planta cada dos días.
  2. Entiérralo en tierra húmeda y permeable para que las raíces echen raíces bien.
  3. Colócalo en un lugar luminoso.
  4. Pódalo con frecuencia cortando los cogollos que aparecen debajo de las hojas y el tallo.
  5. Alimenta la tierra con fertilizantes naturales si notas que tu planta tiene dificultades para crecer.

Es posible que su planta de tomate no crezca correctamente no solo cuando produce solo unos pocos frutos, sino también y especialmente cuando la fruta comienza a ponerse negra en las puntas. ¿Por qué sucede esto? No, la culpa no es de la falta de agua.

¿Por qué los tomates se vuelven negros en la parte superior?

También te habrás dado cuenta de que no todos los tomates son iguales. Por supuesto, existen diferentes variedades que determinan la forma, el color y el sabor de la fruta.

Pero definitivamente hay algo que todos los tomates tienen en común, independientemente de la variedad: el color negro que a menudo aparece en la parte superior. ¿Qué es este extraño fenómeno? ¿Por qué sucede? Respondemos a estas preguntas.

La raison principale pour laquelle les tomates deviennent noires au sommet est la suivante : une carence en calcium , un nutriment rare dans le sol. L’absence ou la quantité insuffisante de ce nutriment nécessaire à la formation du fruit se traduit par une nécrose à la base du fruit (plus précisément au sommet) et par une pourriture interne qui rend la tomate clairement impropre à la consommation.

Visto esto, podemos descartar que el color negro de la punta no se deba a la falta de agua. Al menos no del todo. Una vez más, tenemos que hacer algunas aclaraciones.

Para crecer sanas y vigorosas, las plantas necesitan absorber el calcio de suelos bien fertilizados. La planta absorbe todos los nutrientes a través de las raíces, que a su vez los extraen del sustrato del suelo, en el que también hay calcio además de los diversos nutrientes.

¿Qué pasa si riegas demasiado o muy poco una planta de tomate? Hay dos consecuencias:

  • Si riegas en exceso la planta, sus raíces se ahogan y no pueden absorber nutrientes esenciales como el calcio.
  • Si riegas muy poco la planta, las raíces no crecen y no pueden absorber los nutrientes y, por lo tanto, el calcio.
  • Por lo tanto, es más exacto decir que los tomates se vuelven negros en la parte superior porque no pueden absorber el calcio correctamente, pero también debido a un riego deficiente.

¿Es posible remediar esto? La respuesta es sí. ¿Cómo? Integrando el calcio en el suelo. Esta integración se puede realizar fertilizando el suelo con suplementos dietéticos que contengan este nutriente vital para la planta o utilizando ingredientes naturales.

La leche, por ejemplo, una bebida rica en calcio, puede ayudar a la planta a absorber la cantidad adecuada de este nutriente. Añadir 250 ml de leche a un litro de agua y regar la tierra y las hojas de la planta de tomate.

Si lo deseas, también puedes utilizar leche en polvo. En este caso, debes esparcir una cantidad generosa sobre el sustrato y luego seguir regando la planta.

Sin embargo, según algunos estudios, puede haber otras causas de lo que se conoce como necrosis apical, es decir, un crecimiento demasiado repentino de la planta que ha recibido una suplementación excesiva de nitrógeno o un drenaje deficiente del agua.

La solución a todos estos problemas es, por tanto, proporcionar al suelo preparados naturales a base de calcio, pero sobre todo prestar atención al riego: hay que evitar el llamado estrés hídrico.